Desde la pandemia, muchas personas han decidido transformar su vida laboral para explorar otras alternativas al trabajo convencional. Sin embargo, también son muchas las que se han dado cuenta de que emprender no es tan fácil como parece.

Aunque cada vez resulta más sencillo encontrar información gracias a Internet, es normal sentirse perdido ante todos los contenidos que hay en línea… Además, lo que todos estos contenidos no te cuentan es que no solo se trata de conocer la información externa, sino de aprender a mirar hacia dentro para superar los bloqueos constantes con los que vas a tener que enfrentarte al emprender tu negocio consciente.

Pienso fielmente que sin una transformación personal no puede haber una transformación profesional. El trabajo no puede estar desconectado de tu ser. Si quieres emprender tu Proyecto consciente o ya tienes un negocio en marcha, te invito a reflexionar desde donde nace tu Proyecto, para lograr la abundancia, el bienestar y el sentido de realización que todos anhelamos.

Emprender desde la esencia es un trabajo largo y que pide de tu valentía, pero totalmente necesario para lograr tu bienestar personal y profesional, además de formar parte importante de tu evolución y felicidad. En este artículo, vamos a ver de manera extensa cuáles son los pasos principales que debes seguir para emprender un negocio consciente con éxito.

¿Qué es un Proyecto o negocio Consciente?

Antes de seguir, vamos a definir qué entendemos por Proyecto Consciente. ¿Es cualquier emprendimiento? ¿Tiene alguna característica especial? ¿Necesita estar relacionado con el sector del bienestar, la salud y la espiritualidad? Vamos a verlo.

Un Proyecto Consciente es un emprendimiento que se inicia desde tu propósito de vida, poniendo especial énfasis en él.

De hecho, todos los emprendedores empiezan un Proyecto con un propósito, pero muchas veces es posible que se esconda en tu inconsciente.

Este desconocimiento puede perjudicarte a corto y a largo plazo, dejándote llevar por creencias y conflictos que todavía no has sanado. Por lo tanto…

Un Proyecto Consciente es aquel que sirve a la humanidad, desde la plena consciencia y evolución personal del emprendedor.

Poner en marcha un Proyecto desde estas raíces es esencial para su supervivencia, porque solo así podrás conseguir objetivos que estén alineados con todos los ámbitos de tu vida, y que te ayudarán a guiar la estructura y comunicación de tu negocio de manera coherente. Teniendo en cuenta que el 74% de los Proyectos mueren en el primer año de vida, según el estudio OCDE (2020), vale la pena detenerse para encontrar este propósito que será la dirección de todas tus decisiones.

Cómo emprender con éxito a través de un Proyecto Consciente

Llegar al punto en el que puedas sentirte totalmente satisfecho con tu Proyecto, no es un proceso rápido, ni sencillo. Requiere de mucha valentía para aprender a observar y entender todos los sistemas que pueden estar afectándote, empezando por el personal y pasando por la familia de orígen, la pareja, el profesional…

Hay un error muy común, sobre todo en los negocios que se mueven en el ámbito online. En este tipo de Proyectos, es muy habitual seguir la tendencia de los “gurús” de poner el foco en el marketing y las ventas, antes que en las bases y la estructura del Proyecto.

Empezar por perseguir unas ventas sin los fundamentos bien trabajados, es una visión cortoplacista, que lo más probable es que te termine atrapando en una rueda de dependencia y agotamiento sin salida.

Para empezar o expandir tu negocio consciente, te propongo empezar por las bases, es decir, por ti, antes incluso de empezar a plantar la semilla de tu Proyecto. Vamos a ver las siete fases por las que te recomiendo pasar si quieres empezar un nuevo Proyecto o expandir el que ya tienes:

[Infografía pendiente de crear]

  1. Prospección y diagnóstico — Entender la situación actual tanto personal como profesional y de tu Proyecto.
  2. Orden y limpieza del pasado — Sanar tu relación con el pasado y liberar cargas y bloqueos inconscientes que te impiden evolucionar.
  3. Energía fundacional — Empezamos a identificar las bases de tu Proyecto.
  4. Establecer objetivos — Aprender a marcar objetivos según tu situación.
  5. Posicionamiento y Propuesta de Valor Única — Alineada con la esencia de tu ser.
  6. Estructura y gestión — Encontrar el orden para que tu Proyecto funcione.
  7. Marketing, comunicación y ventas — Desde tu propósito y tu esencia.

Empecemos con el primer paso, empecemos por ti.

Prospección y diagnóstico de tu Ser

¿Te has fijado en los ciclos de los campos cultivados? Los campesinos, incluso antes de empezar a plantar sus semillas, dedican tiempo a observar la tierra y el clima de los campos donde quieren labrar. Observan para asegurarse de que van a plantar la semilla en un terreno fértil y sano (sin contaminación).

Sin embargo, muchas veces al emprender no compartimos esta misma filosofía: somos impulsivos y tan siquiera dedicamos unos días para analizar el terreno. Otras personas dedicarán tiempo a la observación, pero quizás no mirarán en su propio campo, sino en el de sus vecinos, sin entender que cada situación es única.

Si hace tiempo que quieres emprender, seguro que muchas veces has escuchado cómo de necesario es hacer un estudio de mercado, analizar la competencia, ver estadísticas… Sin embargo, este es un paso que debería llegar mucho después (en concreto en la etapa 5 donde vemos el posicionamiento).

Antes de empezar a dedicar tu energía a tu Proyecto y a lo externo, es necesario detenernos para observar y entender nuestro pasado emocional.

Y es que en nuestro pasado se esconden todo tipo de bloqueos y heridas que al emprender afloran. Entonces un día te das cuenta de que tu Proyecto no puede seguir avanzando por algo que no logras entender. Necesitas revisar estas heridas y asuntos sin resolver antes de seguir adelante.

Por eso, antes siquiera de emprender, te invito a revisar todos tus sistemas, estos elementos interconectados que afectan en todos los ámbitos de tu vida. Para hacerlo, puedes usar distintos tipos de herramientas, como por ejemplo:

Todos estos elementos te servirán para poner consciencia sobre tu pasado y averiguar cuáles son aquellos puntos conflictivos con los que tendrás que trabajar. En el caso de que ya tengas tu Proyecto Consciente iniciado, también es muy interesante hacer una línea de vida de tu Proyecto, para entender la experiencia, la historia y los puntos en común que se repiten.

No olvides que tu vida personal y profesional son inseparables, y que todos los sistemas siempre están interconectados.

Emprender negocio con constelaciones sistémicas.

Una vez que has hecho este profundo diagnóstico de tu ser, tendrás una visión mucho más clara de cuáles son estos puntos en que necesitas profundizar.

Después de haber ayudado a más de 1.000 emprendedores, he visto cientos de veces que emprender puede ser frustrante porque aparecen heridas del pasado frente a las dificultades del día a día. Sin embargo, en la mayoría de casos estos “problemas” no dejan de ser síntomas de una causa raíz que probablemente se encuentre en otro sistema o área de tu vida. A través de esta revisión profunda, podremos dar el siguiente paso: hacer limpieza de tu pasado.

En estos procesos, suele ser frecuente trabajar este tipo de puntos:

  • Sanación de tu pasado o de heridas emocionales que viviste en tu infancia.
  • Darse cuenta de las cargas inconscientes que traemos y liberarnos de ellas.
  • Evaluación de dónde surgen los bloqueos económicos, estafas o problemas financieros del pasado.
  • Resolución de conflictos y mejora de tus relaciones más cercanas.

En pocas palabras, se trata de hacer un profundo trabajo que te ayuda a llegar a la raíz de los síntomas que pueden estar afectando tu realidad, para evitar que vuelvan a resurgir al emprender.

PROGRAMA MENTORIZADO DE DESARROLLO Y EXPANSIÓN de PROYECTOS CONSCIENTES con CONSTELACIONES SISTÉMICAS

blank

Si estás iniciando tu Proyecto y no sabes por dónde empezar…o si ya lo tienes, pero no recibes los ingresos necesarios…

Te ayudaremos a eliminar los bloqueos y a desarrollar, estructurar y expandir tu proyecto para obtener éxito, realización y abundancia

Plantar la semilla de tu Proyecto Consciente

Llegados a este punto, te habrás dado cuenta de que todavía no hemos tratado en ningún momento tu Proyecto.

Si no tratamos los bloqueos emergentes más inmediatos, no puede haber una transformación profesional.

Una vez hemos podido revisar tu sistema personal y todas tus relaciones, ha llegado el momento de plantar la semilla de tu Proyecto Consciente.

Esta es la energía fundacional de tu negocio, que ahora podrá formarse desde tu esencia gracias al trabajo interno que has hecho. Algunos negocios empiezan a trabajar este punto al cabo de años, después de constantes bloqueos, frustraciones y pérdidas de inversión. Sin embargo, tú puedes trabajar este paso previo desde la calma y la seguridad de tener bien atados todos tus sistemas. Es el momento de identificar tu misión de vida y tu vocación.

Esta también es una etapa ideal para reconocer y valorar todos los recursos que tienes a tu alcance, saber cuáles son tus valores, los de tu Proyecto y, en caso de que emprendas acompañado, los de tus socios. También es un buen momento para empezar a dar nombre a tu Proyecto o decidir si lo harás desde la marca personal, ya que es el momento formal de su nacimiento.

Establecer objetivos

¿Qué quieres conseguir con tu emprendimiento? Aprender a poner objetivos es una de las bases fundamentales para saber gestionar y garantizar el buen rumbo de tu Proyecto. De hecho, te animo a poner objetivos tanto en tu sistema laboral, como en tus otros sistemas (personal, pareja, familia, amigos, etc.).

Muchas personas creen que poner objetivos es una manera de cortar las alas a la imaginación o de ser poco flexible. Sin embargo, para cambiar este punto de vista puedes empezar a ver los objetivos como etapas para ir avanzando tu Proyecto rumbo constante al propósito del mismo.

Está claro que existe la posibilidad de que no logres cumplirlos, pero el simple hecho de haberlos marcado te invitará a la reflexión y será un aprendizaje en sí mismo: ¿por qué no lo has logrado? ¿Quizás inconscientemente lo has «soltado»? ¿Ha habido una falta de compromiso?

Marcar objetivos no es una tarea sencilla. Otro error muy común es fijarnos en los objetivos que marcan otros Proyectos Conscientes que admiramos, sin tener en cuenta tus antecedentes, el ciclo de desarrollo de tu emprendimiento (gestación, inicio, consolidación o expansión)… Roma no se hizo en un día.

Posicionamiento y propuesta de valor única

Ahora que tenemos una base personal bien definida y unos objetivos claros, finalmente llegamos al punto esencial de tu Proyecto Consciente.

¿Por qué hemos tardado tanto a llegar a este punto? Sin todos estos pasos anteriores, sería muy difícil llegar a esta propuesta única de valor que representa por completo tu Ser.

Porque trabajar en ti y en la gestación de tu emprendimiento es la única manera de asegurar tu éxito profesional, pero sobre todo tu éxito personal. Si empezamos la casa por el tejado, lo más probable es que al cabo de pocos años acabes en un bucle de trabajo y bloqueos que te lleven de nuevo al agotamiento.

Siguiendo estos pasos, el posicionamiento de tu negocio consciente será algo que va a nacer de manera natural de ti.

Podrás ver con claridad qué postura quieres tomar. A partir de aquí, vas a poder encontrar los pilares fundamentales de tu emprendimiento. También te animo en este punto a ver qué está haciendo la competencia: no para copiar, sino para saber qué puedes destacar, para ver con qué enfoques no estás de acuerdo y cómo propones hacerlo diferente, para evolucionarlo.

Al trabajar tu emprendimiento de este modo, lograrás hacerlo desde el conocimiento y la plenitud de tu ser, desde la calma y la motivación, dejando atrás el ego, la rapidez o el intentar cubrir una carencia que quizás no hubieras detectado a tiempo. En pocas palabras, tu emprendimiento va a nacer desde ti.

Estructura y gestión del Proyecto

Seamos sinceros: para tener éxito con tu emprendimiento, no solo necesitarás tener un Proyecto que esté en consonancia contigo. También deberás trabajar una estructura que te acompañe para poder ofrecer un buen servicio. La estructura es lo que te va a ayudar a sostener el Proyecto en todas las fases: desde la gestación de tu negocio hasta la expansión del mismo.

Por eso, trabajar el organigrama, los procesos internos, los canales de comunicación y de distribución de tus servicios será básico para mantener suficiente orden como para poder llegar cada vez a más personas. Además, centrando tu energía en un buen servicio es como podrás fidelizar a tus clientes, sustentando así tu Proyecto. Pon foco en dar valor real.

Marketing, comunicación y ventas

El marketing y las ventas forman parte del último bloque por un motivo muy sencillo.

Todas las técnicas y estrategias que decidas seguir, solo tendrán sentido si has hecho un profundo trabajo anterior.

Al fin y al cabo, la comunicación será un fiel reflejo de tu trabajo interno: si has construido tu Proyecto desde el desorden, lo más probable es que la persona con la que te comunicas lo perciba, creando rechazo más que atracción.

En cambio, cuando tu propuesta de valor ha sido construida desde la esencia, el marketing y la comunicación fluyen de manera natural, porque en pocas palabras es el propósito por el que crees. Aquí está la clave para no sufrir con el marketing: ser coherente contigo y con tus clientes.

Segmentación de público para emprender negocio.

En fin, como puedes ver, muchas veces nos apresuramos a empezar nuestros Proyectos de emprendimiento desde las prisas de la ilusión, dejando en modo de espera todos estos problemas que acaban surgiendo tarde o temprano.

A lo largo de los años he visto a muchos emprendedores sufriendo por un negocio que realmente no iba con su Ser. Simplemente, no se detuvieron a observar y entender el motivo profundo de sus decisiones en el momento indicado. Pero nunca es demasiado tarde para volver a revisar las motivaciones reales de tu emprendimiento.

¿Te estás planteando emprender un Proyecto consciente o ya tienes el tuyo, pero no sabes cómo avanzar o estás teniendo bloqueos? En este caso, te invito a conocer mi programa “Desarrollo y expansión de Proyectos Conscientes con constelaciones sistémicas”. En este Programa certificado de seis meses, seguimos cada una de las fases necesarias para desarrollar tu Proyecto Consciente, y para que así puedas cumplir con éxito tu sueño de emprender un negocio consciente.

Gracias por plantearte este camino y estar al servicio de tu comunidad a través de tu Proyecto Consciente.

Formación Certificada en CONSTELACIONES SISTÉMICAS DE EMPRENDEDORES Y PROYECTOS

Programa Internacional de Formacion en Constelaciones

Si eres Consteladora Familiar, Psicóloga, Terapeuta, Coach, Consultora o te estás formando.

Multiplica los ingresos y consolida tu consulta profesional integrando las Constelaciones Sistémicas. Recibe muchos más clientes nuevos, fidelizados y recomendados. Podrás abordar en profundidad los asuntos personales y profesionales de los emprendedores y sus proyectos. Accede a cobrar tarifas mucho más elevadas y con mayor recurrencia, siendo experta en los asuntos profesionales y de abundancia financiera de tus clientes

Negocio Consciente: Emprendiendo con propósito e impacto

  1. El negocio consciente busca tener un impacto positivo en lo social, económico y ambiental.
  2. Prioriza la generación de ganancias y valor para sus clientes internos y externos.
  3. Promueve una cultura y liderazgo consciente, desafiando lo establecido y redefiniendo estándares de la industria.
  4. Se diferencia de la Responsabilidad Social Empresarial en su visión del impacto, acciones con propósito, medición del éxito y relación con el modelo de negocio.
  5. Además, valora la importancia de brindar oportunidades laborales dignas y conciencia empresarial.
  6. Existe una plataforma en línea con recursos y servicios disponibles para desarrollar negocios conscientes.

Importancia del negocio consciente

El negocio consciente tiene un papel fundamental en la sociedad actual, ya que busca generar un impacto positivo en diversos ámbitos. A continuación, exploraremos los diferentes aspectos que hacen de este enfoque una opción relevante para la comunidad empresarial.

Impacto social, económico y ambiental

El negocio consciente se caracteriza por su capacidad para generar un impacto positivo en la sociedad, la economía y el medio ambiente. No se trata solo de maximizar ganancias, sino de contribuir de manera significativa a la comunidad en la que opera.

En el ámbito social, un negocio consciente se preocupa por el bienestar de las personas y busca mejorar su calidad de vida. Esto implica brindar oportunidades laborales dignas, fomentar la igualdad de género, promover la inclusión de grupos vulnerables y contribuir al desarrollo de la comunidad en la que se encuentra.

A nivel económico, el negocio consciente no solo se enfoca en generar ganancias, sino en crear valor para sus clientes y socios. Busca establecer relaciones duraderas basadas en la confianza y la transparencia, ofreciendo productos y servicios de calidad que satisfagan las necesidades reales de los consumidores.

Por último, pero no menos importante, el negocio consciente tiene un compromiso profundo con el medio ambiente. Busca reducir su huella ecológica, implementando prácticas sostenibles y respetuosas con la naturaleza. Desde la utilización de energías renovables hasta la gestión responsable de los recursos, este enfoque se preocupa por preservar nuestro planeta para las generaciones futuras.

Generación de ganancias y valor

Contrario a lo que algunos puedan pensar, el negocio consciente no está en conflicto con la generación de ganancias. Por el contrario, busca una relación simbiótica entre el beneficio económico y el impacto positivo en la sociedad.

Un negocio consciente entiende que su éxito no se mide únicamente por los números, sino por el valor que es capaz de generar para todas las partes involucradas. Esto incluye a los clientes, quienes reciben productos o servicios que cubren sus necesidades y les aportan beneficios reales. También incluye a los empleados, quienes encuentran en estas empresas oportunidades de desarrollo personal y profesional, así como un ambiente de trabajo favorable y respetuoso.

Además, el negocio consciente manifiesta su compromiso con la comunidad y el medio ambiente, creando un impacto positivo y promoviendo la sostenibilidad. Estos valores añadidos no solo fortalecen la reputación de la empresa, sino que también atraen a consumidores cada vez más conscientes y comprometidos con el bienestar social y ambiental.

Cultura consciente y liderazgo

Para que un negocio sea consciente en su propósito y acciones, es necesario fomentar una cultura organizacional basada en los valores de la responsabilidad y la conciencia social. Esto implica que los líderes y gerentes desempeñen un papel fundamental en la promoción y el ejemplo de estos principios.

Un liderazgo consciente se traduce en la toma de decisiones éticas y responsables, en el establecimiento de estrategias que beneficien a la sociedad y en la creación de un entorno laboral inclusivo y participativo. Asimismo, implica una comunicación transparente y abierta, en la que se promueva la confianza mutua y se valore la opinión de todos los miembros de la organización.

Principios del negocio consciente

El negocio consciente se rige por una serie de principios fundamentales que lo diferencian de otras formas de emprendimiento. Estos principios fomentan una mentalidad enfocada en generar un impacto positivo y sostenible en la sociedad, más allá del mero beneficio económico. A continuación, se presentan tres aspectos clave que caracterizan a los negocios conscientes:

Propósito más allá del dinero

Un negocio consciente se guía por un propósito superior que trasciende la obtención de ganancias. Este propósito es el motor que impulsa todas las decisiones y acciones de la empresa, orientándolas hacia el bienestar social, económico y ambiental. El enfoque no se limita a maximizar utilidades, sino a generar un impacto positivo en la sociedad y el planeta.

Desafío a lo establecido

Los negocios conscientes no se conforman con seguir los patrones establecidos de la industria, sino que buscan romper con las convenciones y desafiar el status quo. Se atreven a cuestionar las prácticas tradicionales y encuentran nuevas formas de abordar los desafíos, buscando soluciones innovadoras que beneficien a todas las partes involucradas. Este espíritu emprendedor y disruptivo es clave para generar un cambio positivo en la sociedad.

Redefinición de estándares de la industria

Los negocios conscientes se esfuerzan por establecer nuevos estándares en la industria, basados en criterios éticos y sostenibles. No solo se enfocan en la calidad de sus productos o servicios, sino también en cómo se producen y distribuyen. Se comprometen a adoptar prácticas responsables y transparentes, considerando el impacto social y ambiental en cada etapa de la cadena de valor. Así, buscan redefinir los estándares de la industria, promoviendo una forma más consciente de hacer negocios.

  • En resumen, los principios del negocio consciente incluyen:Un propósito superior más allá del beneficio económico.
  • El desafío a las prácticas establecidas y la búsqueda de soluciones innovadoras.
  • La redefinición de estándares en la industria hacia criterios éticos y sostenibles.

Diferencias entre Responsabilidad Social Empresarial y negocio consciente

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) y el negocio consciente son conceptos que buscan tener un impacto positivo en la sociedad y el entorno en el que operan las empresas. Sin embargo, existen diferencias significativas entre ellos que vale la pena explorar.

Visión sobre el impacto

En primer lugar, la visión sobre el impacto varía entre la RSE y el negocio consciente. La RSE tiende a centrarse en minimizar los efectos negativos de la empresa en la sociedad y el medio ambiente, a través de la implementación de políticas y programas de responsabilidad. Por otro lado, el negocio consciente va más allá y busca generar un impacto positivo, no solo minimizando los impactos negativos, sino también contribuyendo activamente al bienestar de las personas y el planeta.

Acciones con propósito

Otra diferencia fundamental radica en las acciones realizadas por las empresas. La RSE se enfoca en acciones que se consideran socialmente responsables, como donaciones a organizaciones benéficas o programas de voluntariado corporativo. En contraste, el negocio consciente busca alinear todas las acciones de la empresa con un propósito más elevado, que vaya más allá del simple cumplimiento de obligaciones éticas, generando valor tanto para la empresa como para la sociedad en general.

Medición del éxito y relación con el modelo de negocio

La medición del éxito también difiere entre la RSE y el negocio consciente. En la RSE, el éxito se suele medir mediante indicadores que evalúan la gestión de impacto social y ambiental. En cambio, el negocio consciente va más allá de las métricas tradicionales y busca evaluar el impacto real que tiene en la vida de las personas y en el entorno en el que opera. Además, el negocio consciente busca integrar la responsabilidad social en su modelo de negocio, haciendo de ella una parte integral de su estrategia y operaciones diarias.

Oportunidades laborales y conciencia empresarial

El negocio consciente va más allá de solo buscar el beneficio económico, también se preocupa por generar oportunidades laborales dignas y promover la conciencia empresarial. Aquí exploraremos algunas de las temáticas relacionadas con esta visión:

4.1. Brindar empleos dignos

Una de las premisas fundamentales del negocio consciente es la creación de empleos dignos. Esto implica ofrecer oportunidades laborales que respeten los derechos laborales, proporcionen un salario justo y fomenten un ambiente de trabajo inclusivo y respetuoso. Las empresas conscientes no solo se enfocan en su propio crecimiento, sino también en brindar estabilidad y desarrollo profesional a sus empleados.

4.2. Relación con el capital humano

En el negocio consciente, la relación con el capital humano adquiere un valor central. Esto implica reconocer y valorar el talento y las habilidades de sus colaboradores, promoviendo su desarrollo y bienestar. Se busca crear un equipo comprometido y motivado, donde se fomente la participación activa y se promueva el crecimiento personal y profesional de cada individuo.

4.3. Generación de valor para los grupos de interés

El negocio consciente entiende que su impacto va más allá de lo económico, también se enfoca en generar valor para todos los grupos de interés, incluyendo clientes, proveedores y la comunidad. Se busca establecer relaciones basadas en la confianza, la transparencia y el beneficio mutuo. Esto implica establecer prácticas éticas y sostenibles en todas las interacciones comerciales y contribuir al desarrollo social y económico de su entorno.

Preguntas frecuentes sobre el negocio consciente

¿Cómo definir el propósito superior de una empresa?

Definir el propósito superior de una empresa implica identificar la razón de su existencia más allá de la simple generación de ganancias. Este propósito va más allá del dinero y se enfoca en el impacto positivo que la empresa busca tener en la sociedad y el medio ambiente. Para definir este propósito, es necesario reflexionar sobre los valores y objetivos que guían la empresa, y cómo puede contribuir de manera significativa al bienestar de las personas y del planeta.

¿Cuál es el impacto positivo de los negocios conscientes?

Los negocios conscientes tienen un impacto positivo en diferentes niveles. En primer lugar, generan ganancias y valor para sus clientes, creando productos y servicios que satisfacen sus necesidades reales. Además, fomentan una cultura consciente que promueve la responsabilidad social y ambiental. Estos negocios también brindan oportunidades laborales dignas, creando empleo de calidad y contribuyendo al desarrollo económico de la sociedad. Por último, los negocios conscientes pueden influir en la industria al desafiar los estándares establecidos y proponer nuevas formas más sostenibles y éticas de hacer negocios.

¿Cómo medir el éxito en un negocio consciente

Medir el éxito en un negocio consciente implica adoptar una visión más amplia que simplemente las ganancias económicas. Además del beneficio financiero, se deben tener en cuenta otros aspectos, como el impacto social y ambiental que genera la empresa. El éxito se puede medir a través de indicadores que reflejen el cumplimiento de los objetivos relacionados con el propósito superior de la empresa, como la reducción de emisiones de carbono, el mejoramiento de la calidad de vida de los trabajadores o la satisfacción de los clientes. Es importante establecer métricas claras y periódicamente evaluar el progreso hacia el logro de estos objetivos.

Meditaciones Guiadas de Sanación Emocional

Basadas en Frases de Constelaciones Familiares y Sistémicas

Para eliminar los bloqueos y permitir el éxito y la abundancia en tu vida y en tu proyecto

test sistemico

¿Sabes qué asuntos del pasado y de tu clan familiar están bloqueando tu vida y tu Proyecto?

Test de Constelaciones Familiares y Sistémicas

Descárgate el Test de Diagnóstico Sistémico para ti y tu Proyecto, obtendrás una información muy valiosa y totalmente personalizada