Hoy quiero hablarte de un patrón de conducta habitual que debes evitar, que es el de poner la atención en los problemas, sin tener una idea clara de lo que quieres, para poder enfocarte directamente en la solución.

Normalmente, tendemos a enfocarnos más en el problema que en la solución, y esto inyecta más energía a lo negativo, ya que todo se expande donde ponemos la atención.

Donde sostenemos nuestro interés es donde observamos evolución, y donde perdemos la plena conciencia, las cosas tienden a autodestruirse para volver al estado inicial de energía potencial.

Por ejemplo, una planta, cuando la regamos, le hablamos con frecuencia y la observamos con atención, crece y se vuelve hermosa, de lo contrario, se debilita y termina muriendo.

De la misma manera, nuestro hogar, por ejemplo, si vivimos en él, lo cuidamos, ponemos atención a sus detalles, será una vivienda armónica y energéticamente saludable, en cambio si la abandonamos, tiende a empezar a tener problemas y ha densificarse la energía.

Solución a los problemas

¿Qué necesitas para alcanzar tus objetivos?

Simplemente deja de focalizar tu atención en los problemas, céntrate en definir claramente lo que deseas, plásmalo como un objetivo concreto y diseña una estrategia para conseguirlo.

También pon atención en las palabras, tu forma de hablar es fundamental para definir tu manera de transitar el camino.

Si hablas en positivo vas a atraer eso que tanto deseas, en cambio, si hablas negativamente, atraerás más problemas.

Si tienes claro el objetivo, lo visualizas y recorres el camino de manera positiva y confiada, será muy sencillo resolver las dificultades que te encuentres en el camino.

Además, si te enfocas en elevar tu consciencia sobre el sistema implicado en el tema, seguro no habrá obstáculos que se interpongan. Cuando elevas tu consciencia y te enfocas en profundizar y entender todos los elementos que hay en juego, se hace muy fácil hallar el camino para llegar donde quieres, esto significa que cualquier solución necesita un incremento de consciencia sobre el asunto.

No se trata de enfocarte en el problema, sino de incrementar la consciencia sobre el tema para clarificar el camino hacia las soluciones.

Nos han enseñado más a pensar en los problemas que vamos a encontrar y tener que resolver, sin pensar lo suficiente en lo que queremos.

Piensa ¿Qué harás con eso que tanto deseas? Visualiza tu objetivo, en lugar de pensar en por qué no lo tienes ahora.

¿Qué hay detrás de este deseo? ¿Surge de un deseo genuino del alma, o del ego? ¿Es un camino de corazón? ¿Me moviliza al crecimiento de mi conciencia, o el miedo? ¿Para qué lo deseo? ¿Qué crecimiento me va a generar? ¿Está alineado con mi misión de vida? ¿Pongo en valor mis dones? ¿Es beneficioso también para todos mis sistemas personales (yo soy, pareja, hijos, familia de origen, social y profesional)?

Focalizate en responder esas preguntas clave antes de empezar a construir cualquier nuevo proyecto y así después todo será mucho más fácil.

test sistemico

¿Sabes qué Hechos Relevantes de tu vida y de tu clan familiar pueden estar bloqueando tu Proyecto?

Suscríbete ahora y recibe el Test de Auto Diagnóstico Sistémico para ti y tu Proyecto Consciente, obtendrás una información muy valiosa y totalmente personalizada

Sí, me suscribo!